LOS PRIMEROS POBLADORES

El abrigo rocoso de Son Matge -Valldemossa-, unos de los lugares con presencia humana en las islas más antiguo y  remoto

La llegada del hombre a las Islas Baleares es y seguirá siendo un misterio, teniendo la única certeza que los primeros pobladores llegaron forzosamente por mar.

Ante la falta de evidencias, la hipótesis más probable es que primero se llegase a la isla de Ibiza, que es la única que se puede ver desde la costa peninsular, Una vez en la pitiusa mayor se podría establecer contacto visual con Mallorca y desde la costa nordeste de esta última se vislumbraría la costa de Menorca. 

Como se ha dicho parece que el recorrido lógico sería Península - Pitiusas - Menorca aunque los vestigios más antiguos de la presencia del hombre en las Baleares se han encontrado en Mallorca, en la Cueva del Canet (Esporles), donde apareció un nivel de carbones datado alrededor del 7.200 antes de Cristo. Este hecho, junto al descubrimiento de piezas de sílex en los alrededores de la Cova del Drac, en Es pont de Sa Plana y en Son Danús (Santanyi) parece indicar que los primeros habitantes de Mallorca fueron grupos epipaleolíticos, es decir, de la cultura en tránsito desde el Paleolítico hasta el Neolítico.

Los primeros pobladores de Mallorca debieron de ser grupos de entre 40 - 50 personas, que habitaban en cuevas y abrigos y se dedicaban a la caza y recolección de vegetales. Probablemente procedían de la costa levantina y mantenían las características de una cultura epipaleolítica con instrumentos de piedra y hueso, sin uso de la cerámica. Mientras que en la Península ya se había iniciado la etapa del Neolítico.

Hasta el descubrimiento de la Cueva de Canet, las fechas más antiguas había que buscarlas en el abrigo de Son Matge (Valldemossa), donde aparecieron indicios datados alrededor del 5.000 A.C. También en la cueva de Muleta (Soller) se descubrieron los restos humanos más inaccesibles de la isla.
El Myotragus, base de la subsistencia de los primeros pobladores de las Baleares.
Dibujo: J.P.Brinkerink

En todos estos hallazgos la actividad humana estaba directamente relacionada con un animal: el Myotragus balearicus. El Myotragus era un antílope enano que se convirtió en una presa fácil para los primeros habitantes de las islas, que tuvieron en el su base principal de subsistencia. Los indicios de su presencia acaban alrededor del 2.200 a.C.


2 comentarios:

  1. Muy interesante Jose Vicente. Me pregunto qué tipo de embarcaciones usarían y que motivo le indujo a tomar la arriesgada decision de partir. En mi ignorancia creía que el hombre se había desplazado hasta allí caminando, en la época de las glaciaciones, por mares helados. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesantes apreciaciones Miguel. Se cree que las primeras embarcaciones usadas eran barcas de junco, una embarcación de este tipo podía alcanzar una velocidad e unos 3 nudos a la hora. Con lo cual, la travesía desde la península hasta Mallorca supondría un máximo de dos días de viaje. La población de las islas del Mediterráneo se realizó mucho después de los asentamientos estables en el continente, supongo que no se realizó hasta que no hubo una cierta evolución tecnológica suficiente para realizar viajes marítimos y por tanto fue posterior a las glaciaciones.

      Eliminar