sábado, 21 de septiembre de 2019

Serral de ses Abelles. Limpieza, restauración y adecuación.

Arriba: Septiembre 2.019. Abajo: Febrero 2.019. Talayot de Ses Abelles. Podemos apreciar, en comparación con la toma de febrero, como se ha vaciado el interior y se ha procedido a excavar la parte opuesta a la entrada que es donde se encontró la espada. También podemos apreciar el gran arbusto que estaba integrado en la pared.
El hallazgo de una espada de la Edad del Bronce en el talayot  del Serral de ses Abelles ha sido uno de los mayores acontecimientos de los últimos tiempos dentro del panorama arqueológico de Mallorca ¿pero en que circunstancias se realizó el hallazgo?
El propósito inicial era el de limpieza,  restauración y adecuación del talayot que se debía llevar a cabo durante el mes de agosto por un grupo al frente del cual se encontraban los arqueólogos Jaume Deyà y Pablo Galera así como el restaurador Manuel Jardón y sobre esta labor quiero hablaros.Las tareas de limpieza fueron subvencionadas por el Consell Insular de Mallorca con el límite temporal del mes de Agosto.
La "puesta a punto" del monumento tenía varios problemas o más bien retos pero principalmente eran dos; por una parte un corrimiento del terreno había provocado también el desplazamiento del talayot; y por otra parte la vegetación invasiva se había integrado en la pared del talayot.
Los trabajos realizados han permitido también establecer cual era la entrada inicial del talayot -ahora condenada- y que estaría casi al costado derecho de donde se encuentra ahora visto desde su interior.


Arriba: Septiembre 2.019. Abajo: Febrero 2.019. En la parte exterior los cambios no son tan espectaculares pero son evidentes: podemos apreciar una limpieza de arbustos y en la parte izquierda la recolocación de piedras que faltaban respecto de la imagen tomada en febrero.
Durante el mes de enero estuve en el talayot gracias a una visita organizada por ARCA (Associació per a la Revitalització dels Centres Antics) y posteriormente lo volví a visitar de forma individual en febrero. Las imágenes que se muestran en esta entrada son el antes y el después de la rehabilitación del Talayot del Serral de ses Abelles donde podemos apreciar que los retos a los que se enfrentaban el equipo arqueológico los ha superado de forma muy satisfactoria.
En el momento de escribir estas líneas se esta trabajando en la adecuación del talayot para las visitas, con paneles informativos que expliquen y pongan en valor el yacimiento, que es mucho más que una espada.

domingo, 15 de septiembre de 2019

Serral de ses Abelles. Espada

Empuñadura de la espada encontrada en el talayot del Serral de ses Abelles
Nos encontramos ante el mayor acontecimiento arqueológico del año en Mallorca y probablemente también de los últimos años: el hallazgo en el talayot del Serral de ses Abelles de una espada de bronce datada en el 1.200 a.C. aproximadamente.
Durante unos trabajos de limpieza, adecuación y restauración del yacimiento llevado a cabo por los arqueólogos Jaume Deyà y Pablo Galera así como el restaurador Manuel Jardón se encontró la espada. La sorpresa fue mayúscula, ya que el yacimiento fue escavado, en su mayor parte, en los años cincuenta por el historiador Guillerm Rosselló Bordoy sin que se encontraran objetos de importancia. Rossello en cualquier caso priorizaba otros talayots de la zona mejor conservados.

La espada al completo pero partida en dos, tal como se encontró en el yacimiento
La espada no tenía un uso militar sino que representaba una muestra de poder de la persona o familia de la que era propietaria.
La característica más importante de este hallazgo sobre los de otras espadas que se encontraron en su momento es que es se ha realizado siguiendo una metodología arqueológica, o sea, ha sido hallada por un equipo de arqueólogos mientras que en otras ocasiones eran hallazgos casuales de personas no especializadas por lo que las espadas encontradas quedaban descontextualizadas. Estamos hablando de un total de seis espadas. Pese a tener todas la misma tipología, la encontrada en Puigpunyent se caracteriza por tener una bola en el mango como elemento decorativo.

Espada de similares característica a la encontrada pero sin la bola en el mango. Procedente del depósito de Son Foradat
Reseñar también que el talayot se construyó unos 200 años después de la fabricación de la espada, probablemente en época talayótica, y se enterró una vez que el talayot perdió su uso social y se debió enterrar como gesto ritual al ser localizada en un capa de cenizas abundante que no correspondería con un incendio del talayot.

Estado actual del talayot después de las tareas de limpieza y restauración llevadas a cabo durante el mes de agosto

viernes, 6 de septiembre de 2019

Son Coll Nou

Interior del talayot. Ha desaparecido la columna central
Se trata de un talayot de planta circular, aislado, sin la columna central y situado en el términos municipal de Algaida.
El talayot se levanta al borde del Camí de la Pau de Castellitx por lo que es de fácil acceso. Se encuentra en un encinar y adosado a una caseta derruida.

Font/Mascaró (1962:10)

Está construido con piedras "de montaña," de tipo calcáreo, que son prácticamente imposibles de trabajar. Así, el talayot está construido encajando piedras de forma irregular y diversos tamaños.
Algunas de las piedras más grandes no están en la parte inferior, lo que indica que se trajeron al lugar cuando ya se había comenzado la construcción del talayot, y que éste se iba construyendo a medida que iban reuniendo piedras de los alrededores.

Portal de acceso. Se puede apreciar su gran dintel y el corredor.
Conserva el portal original con dintel. Su altura llega a los 4,5 metros y el diámetro alcanza unos 13 metros. Al interior se accede a través de un corredor bastante alto, lo que permite acceder al interior sin apenas agacharse.
Como muchos otros talayots, fue reutilizado para guardar ganado en época reciente.

Vista Posterior del talayot

Vídeo