sábado, 13 de octubre de 2018

Cometa des Morts

Entrada a la Cueva I
La Cueva I de la Cometa del Morts es uo de los yacimientos funerarios clásicos de Mallorca. La cueva se introduce en el subsuelo, bajo un umbral cubierto de sombras y vegetación. El descenso se realiza entre paredes elevadas sombrías.
El corredor tiene 41 metros de longitud, y baja en trechos escalonados hasta llegar un rellano, tras el cual se accede a una sala de unos 130 metros cuadrados. Desde allí parte una galería de 17 metros, en dirección sudeste y separada de la sala por un muro ciclópeo.

Esquema de la Cueva I
Hay dos fases de enterramiento. La primera corresponde a la Edad del Bronce, y los enterramientos se encontraban en la cámara final. En la fase final del talayótico, ya dentro de la Edad del Hierro, se practicaron inhumaciones en cal, aprovechando para ello la parte central de la cueva. Allí aparecieron varios tintinábulos, figuras de bronce, un disco decorado con racimos de uvas y otro con motivos geométricos, representaciones de gallos, una doble hacha, fíbulas, varias espadas, diademas y collares.
Réplica de disco decorado encontrado en la Cueva I (Museo de Lluc)
La Cueva II de la Cometa des Morts dista menos de 70 metros de la primera pero es difícil de localizar. Su acceso es un hoyo de menos de dos metros de altura, al pie de una roca, por el que se penetra en un angosto pasadizo. La cueva consisten en una larga galería inclinada, de 19 metros de largo por 1,50 de ancho y una altura de 1,50 aproximadamente, que termina en una dolina o socavón.
En la cueva se descubrieron seis ataudes, colocados contra las paredes. Algunos, en buen estado de conservación y otros totalmente podridos. No tenían tapa, pero sí cuatro orificios para encajar las clavijas de algún tipo de cubierta. La madera es de pino, y miden unos 130 cms de largo por 50 de ancho. En su interior aparecieron restos humanos. Estos enterramientos corresponden a la época final del Talayótico final. 
Se recomienda la visita al cercano museo del monasterio de Lluc para contemplar los hallazgos de este yacimiento.

Se puede apreciar la bajada angosta y la verticalidad de la cueva en su recorrido


domingo, 7 de octubre de 2018

Almallutx

Los santuarios tal como se ven desde desde el otro lado del embalse del Gorg Blau
El poblado de Almallutx es uno de los casos más peculiaresy enigmáticos de la arqueología de las Baleares, a causa de las altas columnas de más de tres metros de altura que centraban los tres santuarios construidos en este lugar de montaña tal vez sólo comparable pero levemente al santuario de Son Corro en Costix y lejos de la Serra de Tramuntana.
El yacimiento se encuentra en el mismo embalse del Gorg Blau cerca del Puig Major y rodeado de las mayores elevaciones de la isla. El acceso, a no ser que haya una gran escasez de lluvias, es difícil y complicado. Sin embargo, todo el conjunto se contempla desde la carretera desde el lado opuesto del embalse por donde transcurre la carretera. Ante la inminencia de las obras del embalse se procedió a una excavación entre los años 1969 y 1970. En total se estudiaron once edificos.
El yacimiento esta dividido en dos grupos. En la ladera noroeste se encuentra un santuario cubierto por las aguas y cuya columna es la que levanta al borde de la carretera. Al otro lado del embalse vemos un conjunto formado por restos de un poblado y otros dos santuarios con sendas columnas políticas.

Los santuarios de Almallutx según dibujo de Ensenyat
El núcleo más importante, que se levanta sobre la ladera conocida como es Castellot, estaba cerrado por una muralla. La mayor de edificios del poblado son cabañas muy rústicas construidas con piedra pequeña y sin trabajar. Los niveles iban desde la época talayótica (VII a.C.) hasta los tiempos romanos y medievales.
Los elementos más interesantes son los dos santuarios situados en esta zona. El santuario 1, en la parte inferior, tiene planta cuadrangular con las esquinas redondeadas. Mide 7 por 6,6 m y su puerta está orientada al suroeste. Las paredes están formadas por hiladas de piedras regulares de tamaño considerable. Durante la excavación aparecieron los esqueletos de dos hombres de un hombres cubiertos por losas.
El santuario 2, a un nivel superior, es idéntico al primero. Mide 6,6 por 7,3 m y también cuenta con una columna de 3,7 m de altura. En el que aparecieron algunos vasos que contenían restos de animales.

Santuario 3. Traslado al lado de la carretera cuando se construyo el embalse
El santuario 3, en el lado de la carretera, sigue el mismo patrón. De la planta cuadrada, mide 6,5 m por 6,35 m y la columna que estaba en su interior, de casi cuatro metros.
Hay que destacar las dificultades de acceso y subsistencia en este lugar de la sierra, cubierto a menudo por la nieve en los meses de invierto y con una gran escasez de medios de subsistencia. Esto lleva a pensar en la posibilidad de que los santuarios de Almallutx fueran uno de los centros religiosos de toda la isla. Al ubicar estas construcciones en el talayótico final la influencia púnica debe ser evidente.
Nota: en lo que respecta a la realización fotográfica la toma general del santuario se ha realizado con una Nikon D7000 con un objetivo Tokina 80-200 2.8 con duplicador Soligor.