sábado, 26 de mayo de 2018

S´Heretat. Es Claper del Gegants


En primer plano podemos ver la sala hispóstila con grandes piedras ciclopeas encima. Detrás esta el talayot Es Clepar des Gegants
El poblado talayótico de S´Heretat es un recinto amurallado de unos 4.800m² que cuenta con un talayot central denominado “Claper del Gegants”. Dicho talayot tiene un corredor central que lo atraviesa y varias habitaciones adosadas al exterior de forma radial. El poblado conserva otros edificios y cisternas muy interesantes. El periodo de asentamiento abarca desde la época talayótica hasta la romana, como  en muchos otros enclaves de la isla.

Es Clepar del Gegants
En este caso particular parece ser que el talayot y la muralla se construyeron en la misma fase ya que el talayot está muy bien situado dentro del poblado. Sin embargo, el resto del yacimiento se construyó en diferentes fases.



A 30 metros al sur de los portales del poblado, se encuentran localizados tres cisternas artificiales excavadas en el subsuelo con la finalidad de almacenar el agua de la lluvia y posteriormente eran tapados con una losa de piedra para evitar la evaporación durante el verano. Estos depósitos fueron realizados al darse cuenta que había zonas de roca arenisca, que eran impermeables.

Lienzo de la muralla que envolvía el poblado
Al suroeste del talayot, podemos ver uno de los tramos de la muralla, construido con sillares más o menos regulares dispuestos horizontalmente en hiladas. Al norte de este tramo de la muralla, atravesando el único lugar donde está totalmente destruida, accedemos al talayot por una especie de "plaza" con paredes que le dan la forma de estrella. Tanto estas paredes como la construcción que hay al norte del talayot, son más modernas. En el interior del talayot podemos ver el portal de acceso, aunque el corredor, que lleva a una de las habitaciones adosadas al sureste, está cegado por los derrumbes.

Vista general del talayot Es Clepar des Gegants
Siguiendo la visita por el exterior de la muralla al noroeste del poblado podemos ver que la muralla está construida, en este tramo, con otra de las técnicas habituales talayóticas, a base de ortostatos (lajas dispuestos verticalmente) irregulares. Más adelante, el tramo norte de la muralla está bastante destruido; sólo queda la base. En el extremo este y sureste, hay abundantes restos de habitaciones pero apenas se puede distinguir un desorden de muros.

Vista interior del talayot donde podemos observar la entrada del pasadizo que daba a otra habitación
En el lienzo sur de la muralla, relativamente cerca del talayot, podemos ver los restos del único portal del poblado que se conoce. El portal no conserva gran monumentalidad, y sólo se puede distinguir desde el interior de la muralla. Entre este portal y el talayot hay otras paredes, una de las cuales, por el tamaño de sus piedras, pudo pertenecer a algún monumento importante. Cerca de este lugar había una sala hipóstila con una columna política de tipo mediterráneo (las piedras mayores arriba).

viernes, 18 de mayo de 2018

Cas Frares

Talayot circular. Esta es la forma más despejada y evidente de este poblado sin excavar
Nos encontramos ante un poblado talayótico, uno más que nunca ha sido excavado, otra muestra de patrimonio prehistórico con gran potencial que probablemente nunca será investigado y excavado en profundidad.
Tiene una superficie aproximada de unos 3000 m2 y nada más llegar a sus alrededores podemos apreciar gran cantidad de cerámica, sobre todo de origen púnico.

Los dos espacios principales del poblado totalmene cubiertos por la arboleda. En Primer término encontrariamos un talayot redondo rodeado de diversas estructuras y en segundo término y ya mas diferenciado el talayot de la primera fotografía.
Los dos espacios principales estan formados, tal cual como llegamos desde la posesión de Can Frares, en primer termino por un gran espacio arbolado muy tupido entre el cual se puede adivinar la presencia de un talayot y varias construcciones muy cercanas. En segundo termino podemos observar claramente un talayot redondo con su correspondiente entrada de un diámetro de 10,8 metros y una cámara de 5,3 metros. Si bien la estructura es evidente, esta invadida totalmente por una gran arboleda.

Nota: Quiero agradecer a la asociación de defensa y difusión del patrimonio ARCA el haber hecho posible la visita de este poblado ubicado en una zona privada en especial a Vicenç Sastre y Xavier Terrassa que nos guiaron por la finca y nos ayudaron a interpretar el yacimiento.


domingo, 6 de mayo de 2018

Barraca de l´amo


Se pueden apreciar piedras ciclópeas de tamaño mediano mezcladas con otras más pequeñas reutilizadas para construir la barraca
Nos encontramos ante una estructura prehistórica muy derruida y desmantelada de lo que podría haber sido un turriforme escalonado de planta de tendencia circular de unos 8 metros de diametro aunque no se pueden apreciar restos claros de estructuras, sólo algunos tramos de muro aparentemente ciclópeos.
El estado de conservación y las modificaciones sufridas por la construcción de una barraca -para la que se utilizaron materiales de la estructura talayótica- dificulta su descripción definitva.


Se pueden apreciar niveles de derrumbe y/o acumulación de piedras de pequeño y mediano tamaño en la vertiente NO del yacimiento. En el yacimiento pudieron observarse cerámicas talayóticas informes y restos de cerámicas de importación púnico ebusitanas.