viernes, 10 de noviembre de 2017

Ses talaies de Ca´n jordi. Poblado


Lienzo de la parte Nordeste de 60 metros de largo y una altura máxima de 1,90 metros. Podemos observar una de las entradas al poblado con sus jambas pero falta la piedra dintel
Nos encontramos ante lo que fue uno de los grandes poblado de Mallorca. Su topónimo nos indica la existencia de múltiples "talaies" (talayots) aunque ahora sólo queda uno. De  los restos que han llegado hasta nuestros días, tenemos unos cuantos elementos realmente impresionantes, desde algunos tramos de muralla magníficos, hasta un talayot circular con su corredor y su columna.

Detalle del lienzo en la parte sur-sureste. En las piedras bajas del segundo término se puede apreciar hasta que nivel llegaba la tierra antes de la excavación

En los terrenos circundantes se pueden ver diversos lienzos de la muralla del poblado, algunos bastante altos. Hay restos de cuatro puertas con diferentes técnicas de construcción, una de ellas conserva encima una de las losas que puedo corresponder al dintel.
La muralla era de trazado elíptico. En su parte Nordeste, se contempla un lienzo de unos 60 metros de largo y 1,90 metros de alto

Lienzo de la parte sur-sureste con una de sus entradas cubierta parcialmente de maleza
Hacia el Oeste se distingue un edificio, quizás utilizado como apoyo a las murallas. Las piedras, bien trabajadas, llegan a una altura de 1,20 metros.
La parte más visible del perímetro amurallado se encuentra al Sur-Sureste, mirando hacia el camino. Aquí, el lienzo alcanza una longitud aproximada de 1,30 metros, con una altura máxima de 2,60. Conserva los restos de tres portales y, después de una acusada curva en su parte más meridional, acaba en una construcción radial adosada al único talayot que ha sobrevidio.
En las excavaciones realizadas a principios de los años 70 se encontró una espada talayótica de bronce en un estado de conservación excelente, además de diversos trozos de otra peor conservada. 

Construcción radial en el interior de la muralla sur-sureste a la que esta adosada en su parte posterior el único talayot en pie al día de hoy

En los últimos tiempos se han realizado importantes esfuerzos para poner en valor este importante yacimiento. sobre todo a través de la asociación Lausa. Todo a pesar de las destrucciones que sufrió durante el siglo pasado, por lo que nos quedan solamente unos pocos restos esparcidos de lo que fue, y la frustrante sensación de que podría haberse salvado. Múltiples saqueos se llevaron a cabo para utilizar la piedra en la remodelación de carreteras y caminos cercanos.


0 comentarios:

Publicar un comentario