domingo, 26 de noviembre de 2017

Ets Antigors

Estancia individual dentro del poblado
El poblado talayótico  de Els Antigors es uno de los clásicos de la arqueología balear al haber sido uno de los primeros que se escavaron haya por los años veinte por Josep Cominas. De todas formas, algunos de sus restos -como son el santuario o unas cámaras hipogeas- fueron cubiertos después de la excavación y tampoco fueron publicados los resultados por lo que el conocimiento que se tiene de este poblado es limitado.

Vista posterior de la estancia
Ets Antigors sí que puede considerarse un poblado bastante típico. La muralla que rodeaba al poblado tenía planta más o menos ovalada, con tres talayots insertos en ella. Desde aquellos tiempos, en los que la muralla existía en todo su perímetro, se ha perdido casi toda; ahora apenas podemos ver unos pocos tramos, medio escondidos aquí y allá entre paredes secas modernas. Además de buena parte de la muralla, han desaparecido otros elementos, como dos de los talayots adosados. Tambien han desaparecido dos recintos subterráneos cubiertos, excavados en el suelo y con grandes lajas de cobertura.

Detalle del talayot "Sa Talaita Joana" de difícil visita
Lo primero que nos encontramos es con el gran talayot llamado "Sa Talaia Joana," que conserva su portal, su corredor, y varios tambores de su columna central. Su altura se mantiene espléndida, lo que lo sitúa entre los grandes talayots de Mallorca. Al lado mismo del talayot, podemos ver un tramo de muralla de unos 25 m. de largo que llega a uno de los portales del poblado. El portal conserva su dintel y la estructura interior de la muralla en buen estado, pero tiene una construcción moderna adosada que lo desluce. 

Puerta dintelada de acceso al poblado en su cara interna
El interior conserva un talayot redondo central en buen estado y restos de tres más, así como partes de otros edificios, entre los cuales se pueden discernir el santuario que fue excavado por Colominas.  El interior del poblado conserva los edificios monumentales pero carece de cabañas cuyos materiales deben de haber sido reutilizados en la zona a lo largo del tiempo.

Arriba dibujo de Colominas del santuario que posteriormente fue tapado. Abajo, vista en la actualidad donde se puede vislumbras su ubicación
El santuario, bautizado por Colominas como habitación romana, contaba con cuatro columnas tambor y conservaba una capa de 60 cm de ceniza, mezclada con huesos de animales, cerámica y algunos objetos de bronce y hierro. Adosadas a la pared se encontraron once urnas de marés con vasos colocados como ofrenda. Colominas dató la utilización de este recinto desde el sigo V-IV a.C,. hasta los tiempos romanos, en los que fue abandonado de forma precipitada.

Talayot interior del poblado
Ets Antigors es el ejemplo típico de como se han ido tratando los restos arqueológicos en Mallorca que han sufrido más daños en los últimos cien años que en los dos mil anteriores. Ya durante la excavación de Colominas se estaba derruyendo un edificio para utilizar la piedra en la vía ferrea. La visita tiene el inconveniente de que el talayot de "Sa Talaia Joana", un trozo de lienzo y la entrada con su dintel están en terrenos privados con dificultades para su visualización. A pesar de algunos esfuerzos por parte de iniciativas privadas y locales y de tímidas incursiones de la administración pública queda mucho por hacer para conservar el patrimonio prehistórico de Mallorca. 

Esquema del poblado


sábado, 18 de noviembre de 2017

Ses talaies de Ca´n Jordi. Talayot


Interior del talayot con su columna política reforzada
Como ya comenté en la entrada sobre el poblado, este talayot es el único que sigue en pie de todo el conjunto monumental. 
Presenta casi todas las características típicas de los talayots circulares de Mallorca: forma circular con columna política en el centro, un corredor bajo que comunica con el exterior, y resto de construcciones adosadas radialmente a las paredes exteriores del mismo también de la época talayótica pero de un momento posterior. La planta circular tiene 12 metros de diámetro y una altura máxima de 2,90 metros. El portal mantiene su dintel intacto.

Portal de acceso al talayot

Tiene una característica que lo convierte en peculiar, aunque no único: el corredor no esta orientado directamente desde el centro del talayot hacia afuera, sino que esta desviado, y tiene un quiebro, de modo que no es recto. Este tipo de corredor de momento sólo lo he visto en otro talayot que es el de Son Fred, se denominan "corredores en zig-zag"
La columna, aunque se mantiene en pie, ha debido ser reforzada ya que sus piedras corren peligro de irse desmenuzando.

Corredor de acceso en zig-zag



viernes, 10 de noviembre de 2017

Ses talaies de Ca´n Jordi. Poblado


Lienzo de la parte Nordeste de 60 metros de largo y una altura máxima de 1,90 metros. Podemos observar una de las entradas al poblado con sus jambas pero falta la piedra dintel
Nos encontramos ante lo que fue uno de los grandes poblado de Mallorca. Su topónimo nos indica la existencia de múltiples "talaies" (talayots) aunque ahora sólo queda uno. De  los restos que han llegado hasta nuestros días, tenemos unos cuantos elementos realmente impresionantes, desde algunos tramos de muralla magníficos, hasta un talayot circular con su corredor y su columna.

Detalle del lienzo en la parte sur-sureste. En las piedras bajas del segundo término se puede apreciar hasta que nivel llegaba la tierra antes de la excavación

En los terrenos circundantes se pueden ver diversos lienzos de la muralla del poblado, algunos bastante altos. Hay restos de cuatro puertas con diferentes técnicas de construcción, una de ellas conserva encima una de las losas que puedo corresponder al dintel.
La muralla era de trazado elíptico. En su parte Nordeste, se contempla un lienzo de unos 60 metros de largo y 1,90 metros de alto

Lienzo de la parte sur-sureste con una de sus entradas cubierta parcialmente de maleza
Hacia el Oeste se distingue un edificio, quizás utilizado como apoyo a las murallas. Las piedras, bien trabajadas, llegan a una altura de 1,20 metros.
La parte más visible del perímetro amurallado se encuentra al Sur-Sureste, mirando hacia el camino. Aquí, el lienzo alcanza una longitud aproximada de 1,30 metros, con una altura máxima de 2,60. Conserva los restos de tres portales y, después de una acusada curva en su parte más meridional, acaba en una construcción radial adosada al único talayot que ha sobrevidio.
En las excavaciones realizadas a principios de los años 70 se encontró una espada talayótica de bronce en un estado de conservación excelente, además de diversos trozos de otra peor conservada. 

Construcción radial en el interior de la muralla sur-sureste a la que esta adosada en su parte posterior el único talayot en pie al día de hoy

En los últimos tiempos se han realizado importantes esfuerzos para poner en valor este importante yacimiento. sobre todo a través de la asociación Lausa. Todo a pesar de las destrucciones que sufrió durante el siglo pasado, por lo que nos quedan solamente unos pocos restos esparcidos de lo que fue, y la frustrante sensación de que podría haberse salvado. Múltiples saqueos se llevaron a cabo para utilizar la piedra en la remodelación de carreteras y caminos cercanos.


viernes, 3 de noviembre de 2017

Son Miralles

Imagen desde el interior donde podemos observar el portal dintelado. Aparte de la maleza también podemos ver la basura den forma de botellas de plástico. Se requiere una acción para rehabilitar este talayot 

Este Talayot, por su cercanía, puede visitarse conjuntamente con el poblado talayótico del Puig de Sa Morisca. Pero la puerta del talayot, orientada en otra dirección, nos indica que posiblemente éste pertenecía a otro poblado distinto.
No conserva gran altura pero esta relativamente bien conservado, pues está hueco y conserva su portal adintelado y su corredor de acceso de tres metros y medio de longitud orientado hacia el túmulo de Son Ferrer. Su columna ha desaparecido, posiblemente porque restaba espacio al interior. En el caso de este talayot, tiene una pared seca en su interior, posiblemente para "reparar" un derrumbe de la pared original, que reduce ligeramente su espacio interior. En el portal interior podemos ver las marcas donde se sujetó una puerta de madera. Tiene un diámetro exterior de 11 metros, una cámara de 6 metros di diámetro, y una altura máxima de poco más de 2 metros.

Vista en picado del interior del talayot
En el momento de escribir estas lineas, el talayot se encuentra en un estado de abandono absoluto, cubierto de maleza y basura en su interior, sobre todo botellas de plástico. Se encuentra en la linde de unos terrenos pertenecientes al un campo de golf que limita con el parque arqueológico de Sa Morisca. Bueno sería que la propiedad privada y las autoridades públicas llegaran a un acuerdo para adecentar el yacimiento y ponerlo a disposición del público dentro de los límites del parque arqueológico de Sa Morisca.

Túmulo de Son Miralles, apenas perceptible
A unos cien metros y también en propiedad privada esta el túmulo del mismo nombre. Un turriforme escalonado situado sobre una pequeña elevación del terreno conj un amplio dominio visual sobre el territorio circundante. Esta formado por tierra, piedras y grandes bloque que van delimitando el parámetro de una estructura circular de entre 15 y 17 metros de diámetro. Es difícil de percibir como un resto ya que esta muy integrado en el paisaje y porque hasta la fecha no se ha realizado ninguna intervención arqueológica.