domingo, 17 de septiembre de 2017

Na Galera. Asentamiento púnico

Edificio cuadrangular de cinco metros de lado situado en el centro de Na Galera
El islote de Na Galera, situado en la bahía de Palma a 175 metros del Caló de Son Calos, destaca por albergar uno de los más importantes asentamientos púnico hallado hasta ahora en el mar Mediterráneo.
A través de una serie de campañas arqueológicas realizadas a lo largo de los últimos años por los arqueólogos Ramón Martín y Jorge Argüello, se han podido sacar a la luz diversos restos arqueológicos, entre los que destaca un edificio cuadrangular, de cinco metros de lado, construido con piedra arenisca, que ha sido interpretado como un antiguo centro ceremonial de la época púnica.
Piezas de cerámicas, objetos de bronce, un pozo funerario, varios cuencos, monedas púnicas y platos son los restos más habituales. Canalizaciones y cisternas son otros grandes descubrimientos probablemente relacionados con rituales de conducción del agua.

El islote visto desde su punto más cercano a la costa. Se puede distinguir perfectamente el yacimiento
Se trata de un enclave utilizado hace milenios por los púnico-ebusitanos (Ibiza), relacionado con el comercio marítimo que mantenían con diversas zonas de la costa mediterránea de la península Ibérica en aquellos tiempos. Sus principales restos arqueológicos datan de entre los siglos IV y II antes de Cristo, cuando los navegantes fenicio-púnicos dominaban el mar Mediterráneo, estableciéndose en los islotes cercanos a la costa de la isla de Mallorca, que utilizaban como factorías y puntos comerciales para intercambiar productos con la población isleña, aunque, como ya se ha indicado, las edificaciones halladas parecen justificar más bien una finalidad sagrada.

Una de las cisternas localizadas
Gracias a los descubrimientos realizados, los especialistas ya pueden confirmar la presencia humana en el islote desde hace, al menos, 4.000 años. En el yacimiento también se han hallado cuencos, jarras, monedas púnicas acuñadas en la isla de Ibiza y 10 cuerpos humanos del siglo I d. C. Asimismo, los arqueólogos que han trabajado en la zona en los últimos años también han localizado restos de cabañas, probablemente de la época talayótica , y diversos objetos que se remontan hasta el año 2000 a. C. 
Los numerosos materiales hasta el momento encontrados abarcan las épocas pretalayótica, talayótica y púnica. 

El arqueólogo Ramón Martín durante los trabajos en el yacimiento


0 comentarios:

Publicar un comentario