sábado, 8 de julio de 2017

S´Hospitalet Vell. Periodo Talayótico


Detalle del talayot cuadrado, no habitual en los poblados donde suelen ser redondos.
En la zona del periodo talayótico nos encontramos con un talayot cuadrado, uno de los más singulares de la isla, puesto que además de su forma, también podemos observar un conjunto de losas situadas encima de su columna central, que lo hacen ser extraordinario. Posiblemente las losas conformarían una estructura para sustentar una segunda planta (ya que tenían función de vigas). Desde esta segunda planta se tendría un importante control del territorio, por encima de la llanura hasta llegar al mar. El talayot esta construido con bloques de arenisca dispuestos en hiladas, y mide 7 por 8 metros. Su altura ronda los 3,5 metros

El recinto adosado al talayot, visto desde encima de éste. Las separaciones interiores son posteriores a la construcción del recinto.
El talayot, tiene un muro que parte de él, construido con técnica de muralla. Aquí hay tres de las cosas poco comunes de este poblado: los talayots cuadrados no son nada habituales en los poblados, como tampoco lo es la pared construida con técnica de muralla, y el talayot no tiene entrada.

Al talayot se unen una serie de edificios: una sala hipóstila y un conjunto de casas, que se extienden, cronológicamente, hasta el Periodo Balear y la posterior conquista romana de la isla. Es en esta zona del yacimiento arqueológico en Manacor donde también encontramos los restos de una frecuentación en época islámica. Este hecho, como sucede en otros poblados, nos muestra como, a pesar de ser abandonados a principios del cambio de era, fueron continuamente frecuentados en varios periodos de tiempo, por encontrarse cerca de tierras fértiles y recursos hídricos.

En las últimas campañas se ha dotado al poblado de unas estructuras para facilitar las visitas y maximizar su conservación. Al fondo el talayot cuadrado y en primer término las habitaciones adosadas.


0 comentarios:

Publicar un comentario