viernes, 24 de febrero de 2017

S´Illot

Detalle de la impresionante muralla de 117 metros de largo que envolvía el poblado de S´Illot y de la que sólo se conserva parte de ella
El poblado de S´Illot se encuentra en pleno casco urbano de la localidad del mismo nombre. En una plaza rodeado de establecimientos turísticos.
Se trataba de un núcleo habitado relativamente pequeño, en comparación con otros asentamientos. Pudo tener unas 35 habitaciones y albergar a unos 190 habitantes. En cuanto a la cronología, los excavadores afirman que no puede establecerse una secuencia segura antes des de la ocupación romana.

Detalle del interior del poblado

Lo primero que llama la atención es su impresionante muralla, que queda al borde mismo de la carretera. Esta formada por grandes bloques verticales colocados sobre un zócalo y mide unos 117 metros de largo, conservándose únicamente lo que vendría a ser la mitad aproximada de su trazado. Eso suponiendo que la muralla rodeara por completo el conjunto ya que las excavaciones realizadas en el otro extremo no encontraron ningún tipo de restos. La cinta amurallada conserva todavía su puerta, aunque sin dintel.

Entre las principales estructuras del poblado nos encontramos un monumento más o menos central, y ligeramente elevado, rodeado de un laberinto de recintos adosados, que parece ser el "monumento dominante" del poblado. Su espacio interior tiene forma de U
El segundo elemento que destaca es el gran talayot situado en el lado Nordeste. Un corredor ascendente conduce hacia él, de modo que constituye un monumento escalonado parecido al existente en Son Oms.
Un aspecto importante es la existencia de una cueva, con un pequeño lago de agua dulce, en el mismo subsuelo del talayot. Es fácilmente visible por la entrada a la cavidad, así como por un agujero que comunica con ella.
Varios recintos de planta semicircular y cuadrangular se encuentran adosados al gran talayot. En lo más alto del talayot, se levantó un edificio en forma de U. Debajo del mismo, se descubrió una habitación.

Detalle de habitación adosada al gran talayot central.

Al sur del poblado se halla otro talayot circular, de menor tamaño y rodeado de estructuras. Y en la parte Noroeste del poblado, ya fuera de la muralla, puede contemplarse otro talayot circular, con la puerta abierta hacia el Suroeste. Debajo de la construcción se abre también una cueva natural, con la entrada por el este. Finalmente, cabe reseñar dos habitaciones enfrentadas, de planta de herradura, que han sido interpretadas como santuarios.

A poco menos de cien metros del poblado esta la costa, la misma desde la que se debían de realizar intercambios comerciales o a la que arribaron las tropas romanas que conquistaron las Islas Baleares
Con los foráneos, posiblemente se produjeron relaciones de diverso tipo en función de la situación política del Mediterráneo Occidental de cada momento. Unas veces comerciarían mercancías provenientes del norte de äfrica y del Mediterráneo Central. En Otros momentos se establecerían fuertes enfrentamientos con otras poblaciones de la misma isla o con enemigos llegados del mar, quien sabe si contra tropas del Cónsul romano Quinto Cecilio Metelo en el año 123 a.C. en el momento de la conquista.
Un factor muy interesante de este poblado es que es de los pocos que se pueden estudiar juntamente con los monumentos que delimitaban su territorio de influencia, lo que nos permite estudiar con detalle el patrón de asentamiento de uno de estos poblados con todas sus tierras. Así, nos encontramos con los siguientes monumentos pertenecientes a este poblado y que lo rodean completamente, siempre a menos de 2 km:
  • Cala Morlanda: restos de túmulo o talayot cuadrado al lado de la costa (en mal estado).
  • Sa Gruta: un enorme túmulo de 12 m de altura (cubierto por la vegetación). Está rematado en su cúspide por una construcción rectangular, y alrededor de la base hay numerosos adosamientos.
  • Ca'n Amer: talayot circular excavado en los años 40. Conserva su corredor de acceso al interior y su columna polilítica (se conserva en un estado bastante bueno). En los alrededores hay abundantísimos restos talayóticos, por lo que es posible que este talayot fuese parte de otro poblado, con su propio centro ceremonial (Na Gatera).
  • Na Pol: talayot circular con varias habtaciones adosadas de forma arriñonada (en estado razonable). Se da la circunstancia de que este talayot tambien está construido encima de una pequeña cueva natural, al igual que el que hay justo fuera de la muralla del poblado.
  • Punta de n'Amer: túmulo costero que domina el cabo que hay al noroeste de s'Illot.

0 comentarios:

Publicar un comentario