sábado, 23 de septiembre de 2017

Son Bauló de Dalt. Dolmen




Vista del dolmen de Son Baulo desde lo alto de la estructura habilitada para su mejor observación
Los dólmenes eran estructuras funerarias de carácter colectivo utilizadas en los primeros momentos de la ocupación de las Islas Baleares entre el 1900 y el 1600 a.C.. Con una cierta influencia del campaniforme de finales del tercer milenio.
El dolmen de Son Bauló Dalt se encontró a principios de los años sesenta y se encuentra en el polígono de Son Bauló, entre medias de dos naves industriales. Si bien esta bien conservado y acondicionado para una visita óptima, su señalización es muy deficiente.
Esquema según Rossello Bordoy, a Plantalamor y Rita 1979
Este dolmen se encuentra situado encima de una plataforma artificial. Esta plataforma es de morfología oval y tiene unas dimensiones de 16 metros de longitud por 9,5 de ancho. Esta formada por una serie de losas planas, las cuales se asientan encima de una capa de tierra natural. Encima de la plataforma hay un circulo de losas verticales con un diámetro aproximado de 6 metros, el cual cerraría el corredor y la cámara interior, donde se depositaron los muertos. La cámara central está formada por una cista cuadrangular de 4 m2 aproximadamente, de losas verticales. Esta pequeña cámara se comunica con el corredor de acceso a través de una pequeña perforación.

En  este yacimiento se localizaron 5 individuos y su ajar asociado, del que hay que destacar el conjunto cerámico y varios fragmentos de instrumental de silex, que no existen en la zona, lo que demostraría la existencia de relaciones de intercambio contras zonas de la isla.

domingo, 17 de septiembre de 2017

Na Galera. Asentamiento púnico

Edificio cuadrangular de cinco metros de lado situado en el centro de Na Galera
El islote de Na Galera, situado en la bahía de Palma a 175 metros del Caló de Son Calos, destaca por albergar uno de los más importantes asentamientos púnico hallado hasta ahora en el mar Mediterráneo.
A través de una serie de campañas arqueológicas realizadas a lo largo de los últimos años por los arqueólogos Ramón Martín y Jorge Argüello, se han podido sacar a la luz diversos restos arqueológicos, entre los que destaca un edificio cuadrangular, de cinco metros de lado, construido con piedra arenisca, que ha sido interpretado como un antiguo centro ceremonial de la época púnica.
Piezas de cerámicas, objetos de bronce, un pozo funerario, varios cuencos, monedas púnicas y platos son los restos más habituales. Canalizaciones y cisternas son otros grandes descubrimientos probablemente relacionados con rituales de conducción del agua.

El islote visto desde su punto más cercano a la costa. Se puede distinguir perfectamente el yacimiento
Se trata de un enclave utilizado hace milenios por los púnico-ebusitanos (Ibiza), relacionado con el comercio marítimo que mantenían con diversas zonas de la costa mediterránea de la península Ibérica en aquellos tiempos. Sus principales restos arqueológicos datan de entre los siglos IV y II antes de Cristo, cuando los navegantes fenicio-púnicos dominaban el mar Mediterráneo, estableciéndose en los islotes cercanos a la costa de la isla de Mallorca, que utilizaban como factorías y puntos comerciales para intercambiar productos con la población isleña, aunque, como ya se ha indicado, las edificaciones halladas parecen justificar más bien una finalidad sagrada.

Una de las cisternas localizadas
Gracias a los descubrimientos realizados, los especialistas ya pueden confirmar la presencia humana en el islote desde hace, al menos, 4.000 años. En el yacimiento también se han hallado cuencos, jarras, monedas púnicas acuñadas en la isla de Ibiza y 10 cuerpos humanos del siglo I d. C. Asimismo, los arqueólogos que han trabajado en la zona en los últimos años también han localizado restos de cabañas, probablemente de la época talayótica , y diversos objetos que se remontan hasta el año 2000 a. C. 
Los numerosos materiales hasta el momento encontrados abarcan las épocas pretalayótica, talayótica y púnica. 

El arqueólogo Ramón Martín durante los trabajos en el yacimiento


viernes, 1 de septiembre de 2017

Ebusus. La influencia púnica sobre el mundo talayótico



El busto más conocido e iconico de la diosa púnica Tanit. Encontrado en un hipogeo del Puig des Molins y conservado en el museo del mismo nombre
Ibiza conserva todavía el nombre de un dios egipcio adoptado por los púnicos. se trata de Bes, un curioso personaje que era representado como un enano burlón, deforme y divertido.
Ibiza fue un enclave de primera magnitud en el Mediterráneo occidental desde el sigo V a,C, hasta entrada la romanización. Las fuentes clásicas revelan que fue fundada el año 654 a.C. y la arqueología ha probado que sus primeros pobladores fueron fenicios del área andaluza. A ellos se unieron los habitantes del pequeño poblado de Sa Caleta, que se trasladaron al nuevo enclave. La ciudad cumplía a la perfección el modelo del "paisaje fenicio", a base de un promontorio elevado, con un puerto natural a sus pies, unas salinas próximas y un territorio fértil que podía suministrar los bienes necesarios para la supervivencia.

Asentamiento de Sa Caleta, abandonado ya en época púnica para trasladarse sus pobladores a Ibosim -Ibiza-
Así podemos imaginarnos la Ibiza púnica: una gran ciudad amurallada y un campo dénsamente poblado. Haciendas como las de ses Païsses de Cala D' Hort centralizaban la producción agrícola y ganadera.  El asentamiento se hallaba situado en un punto equidistante entre el norte de África y los Pirineos, imprescindible para el intercambio con las colonias griegas de Mesalia (Marsella) o los yacimientos de metales de la península Ibérica.

Ses Païsses. En este asentamiento vivieron los cartaginenses durante siglos. Los hallazgos arqueológicos han permitido reconstruir una forma de vida que se basaba en la pesca, el cultivo de grano, la producción de aceite y vino, y parece que también en la crianza de ovejas, cabras y cerdos. Tras las invasiones del siglo V, la zona fue repoblada por los bizantinos.

El lugar de culto más interesante es sin duda la cueva de es Cuieram, cerca de la Cala de Sant Vicent. Allí se veneraba a Tanit, la Gran señora de Cartago, diosa relacionada con la fecundidad y el mundo de los muertos.

La Cova des Culleram es un antiguo santuario sagrado dedicado a la diosa cartaginesa Tanit, diosa del amor y la fertilidad a quien los fenicios profesaban gran adoración. 
El gran impulso llego de manos de los cartagineses , que convirtieron el enclave en una ciudad rica y comercialmente activa a partir del sigo V a.C. Según los cálculos efectuados a partir de la necrópolis del Puig des Molins, la Aybsm púnica pudo llegar a los 5.000 habitantes. Una cifra respetable para la época.

Interior del un hipogeo del Puig des Molins. Esta necropolis fue utilizada en época púnica y romana
La Ibiza púnica se enriqueció con el comercio. No sólo ejerció como base marítima e intermediaria, sino que exporto producciones propias. El comercio se basaba sobre todo en intercambios pactados con los dirigentes indígenas, como debió de ocurrir en las Baleares talayóticas. Los púnicos practicaban el trueque con los jefes, reforzando así su poder. A cambio de objetos exóticos procedentes de lugares más civilizados, recibían materias primas y también esclavos. 
Instalaban factorías en pequeños islotes cercanos a la costa.  que servían de base para la navegación y centro de intercambio con los indígenas de tierra firme. El islote de na Guardis en Mallorca es un buen ejemplo.


Islote de Na Guardis, factoría púnica en Mallorca y principal base de operaciones de comercio con la isla y su población talayótica

Así pues el talayótico final se caracteriza por una extraordinaria influencia del mundo púnico procedente de Ebusus -Ibiza-, sobre todo con nuevos productos e influencias culturales y religiosas, pero la estructura social no parece cambiar. Los linajes gobernantes favorecidos por su trato con los comerciantes, aumentan seguramente su poder y fuerzan a una sobreproducción mayor para tener excedentes con los que llevar a cabo intercambios. En el años 123 a.C., cuando los romanos desembarcan las Baleares, los talayots siguen representando el espíritu de aquella cultura. Las construcciones ciclopeas fueron, hasta el final, el símbolo y el refugio de los hombres de la civilización talayótica. La imagen de un viejo orden que, lenta pero inexorablemente, acabará por desaparecer.


viernes, 28 de julio de 2017

Cas Quitxero



Al final de la calle Cas Quitxero, en Sant Jordi,, al realizar unas obras en un solar lleno de maleza y basura apareció un fragmento de muralla talayótica. Después de un tiempo de incertidumbre y no con poca polémica, finalmente, quedo preservado. Se construyó una promoción horizontal de casas a lo largo de la calle dejando un espacio libre para los restos de la muralla. Constreñido entre dos viviendas, cabe suponer que más restos talayóticos pueden haber quedado sepultados bajo la promoción inmobiliaria.


El yacimiento se encuentra en una situación ligeramente elevada, por lo que se puede deducir que su ubicación no es casual sino que responde a una planteamiento estratégico, como la mayoría de los yacimientos del pla de Sant Jordi.

domingo, 23 de julio de 2017

Son Ravanet

Talayot circular, bastante derruido por la construcción de un depósito de agua que ocupa parte de su superficie.
A las afueras de Inca en dirección a Alcúdia se encuentra la urbanización de S´Ermita. Hay que subir hasta la cima de la pequeña elevación que se adivina.
El yacimiento se encuentra en la cima de la urbanización, en una zona aturonada, rodeada de tierras de cultivo. Se divisan unas escaleras que conducen a un depósito de agua, y que están adosadas a las piedras del primer talayot. Se trata de un monumento de planta redonda, bastante destruido, y que apenas conserva una pared de un metro de altura.

Talayot cuadrado también bastante derruido y unido al circular mediante un muro ciclópeo
Algo más hacia la cresta se puede ver otro talayot, de planta cuadrada. Mide 9 metros por cada lado. Ambos talayots estaban unidos por un muro ciclópeo de 20 metros de longitud. El estado de conservación de ambos talayots es malo, y se aprecian varios desperfectos.
La localización, en una zona elevada con gran dominio visual sobre todo el Pla y la Bahía de Alcúdia permite apuntar que la funcionalidad del yacimiento era el control del territorio.


domingo, 16 de julio de 2017

S´Hospitalet Vell. Periodo Postalayótico

El espléndido recinto cuadrangular de Hospitalet Vell
En la tercera zona del poblado de S´Hospitalet Vell encontramos una gran y excepcional edificio rectangular, la construcción del cual tiene una paramento externo de bloques ciclópeos perfectamente colocados. No se sabe muy bien la función del mismo, en un principio se creía que era una especie de muralla que después sería compartimentada pero hay más partidarios de que se trataba de un enclave púnico para la metalurgia y que tendría una componente defensivo y de ostentación, donde se produciría el reclutamiento de tropas, los famosos honderos, que serían embarcados en dirección a alguna de las zonas de conflictos del Mediterráneo Occidental.

El interior compartimentado del recinto
Tiene unas dimensiones considerables, 21 metros de longitud y 11 de amplitud. El lado mejor conservado mira al SE. Cuenta con una puerta de acceso en el lado SE. Como se ha dicho, en su etapa inicial fue un espacio sin divisiones interiores ni techumbre. Posteriormente, se edificaron dos cámaras separadas por un patio, con un banco corrido. En ese patio apareció un hogar con cerámicas púnicas e indígenas. Las habitaciones interiores probablemente fueron cubiertas con un techo de ramas apoyadas en una columna central. 

Una vista general del monumento ciclópeo
La técnica constructiva se trata de bloques poligonales encajados, comparable con sistemas arquitectónicos griegos datables entre los siglos VII y  V a.C. Se trata de una técnica extraña dentro de la arquitectura talayótica mallorquina.
De acuerdo con todos los hallazgos, este recinto cuadrangular fue abandonado en la segunda mitad del siglo II a.C.

sábado, 8 de julio de 2017

S´Hospitalet Vell. Periodo Talayótico


Detalle del talayot cuadrado, no habitual en los poblados donde suelen ser redondos.
En la zona del periodo talayótico nos encontramos con un talayot cuadrado, uno de los más singulares de la isla, puesto que además de su forma, también podemos observar un conjunto de losas situadas encima de su columna central, que lo hacen ser extraordinario. Posiblemente las losas conformarían una estructura para sustentar una segunda planta (ya que tenían función de vigas). Desde esta segunda planta se tendría un importante control del territorio, por encima de la llanura hasta llegar al mar. El talayot esta construido con bloques de arenisca dispuestos en hiladas, y mide 7 por 8 metros. Su altura ronda los 3,5 metros

El recinto adosado al talayot, visto desde encima de éste. Las separaciones interiores son posteriores a la construcción del recinto.
El talayot, tiene un muro que parte de él, construido con técnica de muralla. Aquí hay tres de las cosas poco comunes de este poblado: los talayots cuadrados no son nada habituales en los poblados, como tampoco lo es la pared construida con técnica de muralla, y el talayot no tiene entrada.

Al talayot se unen una serie de edificios: una sala hipóstila y un conjunto de casas, que se extienden, cronológicamente, hasta el Periodo Balear y la posterior conquista romana de la isla. Es en esta zona del yacimiento arqueológico en Manacor donde también encontramos los restos de una frecuentación en época islámica. Este hecho, como sucede en otros poblados, nos muestra como, a pesar de ser abandonados a principios del cambio de era, fueron continuamente frecuentados en varios periodos de tiempo, por encontrarse cerca de tierras fértiles y recursos hídricos.

En las últimas campañas se ha dotado al poblado de unas estructuras para facilitar las visitas y maximizar su conservación. Al fondo el talayot cuadrado y en primer término las habitaciones adosadas.


sábado, 17 de junio de 2017

S´Hospitalet Vell. Periodo Navetiforme

Naveta situada mas al oeste del yacimiento de S.Hospitalet Vell. Se puede apreciar el hogar donde se realizaba el fuego. En segundo plano la segunda naveta.
S’Hospitalet Vell se encuentra muy cerca de una de las zonas más turísticas de Mallorca, Cales de Mallorca, al sur del municipio de Manacor.
Todo y esta proximidad al mencionado núcleo turístico, el yacimiento se encuentra en un espacio donde parece haberse parado el tiempo. Se encuentra rodeado de campos de cereales, algarrobos y rebaños de ovejas. 
El yacimiento comprende un extenso periodo de tiempo, distribuido en tres grandes zonas. Lo interesante de S’Hospitalet Vell es que en una misma visita podemos conocer las dos grandes épocas de la prehistoria mallorquina, la edad del Bronce con las navetas y, la edad del Hierro, con el talayote y estructuras asociadas.
La primera gran área y sobre la que versará la primera de las tres entradas dedicadas a este yacimiento, y más antigua,  la podemos situar a mediados del segundo milenio antes de la nuestra era, en plena Edad del Bronce Balear. En ella encontramos varias construcciones familiares: las navetas. Los poblados de navetas se caracterizan por ser pequeños núcleos formados por pocas familias. La actividad principal de estas fue la agricultura y la ganadería. En S’Hospitalet Vell encontramos tres de estos edificios, en forma de nave invertida, todos ellos de diferentes dimensiones. Las tres navetas tienen el ábside en la misma dirección, el oeste.

Detalle de la tercera naveta donde también se puede apreciar un hogar
La primera naveta, la situada más al oeste tiene unas dimensiones de una longitud exterior de 16,60 metros y una interior de 14,50 metros así como una anchura de 7,2 metros exterior 3,3 metros interior. La anchura de los muros oscila entre los 1,7 y 2,5 metros. Tiene una forma absidal y fue utilizada entre 1.410 a.C. y 1.315 a.C. En el centro se conserva el hogar de fuego delimitado por tres piedras abierta al dado. Se localizaron diferentes restos cerámicos y utillaje de metal, hueso y piedra.
La segunda naveta es también absidal y de dimensiones más pequeñas. Longitud exterior de 8,5 metros e interior de 6,6 metros, La anchura es de 5,4 metros en el exterior y 2,9 metros en el interior. En el interior se encuentra un hogar de fuego y los restos de un pilar.

Desde este punto de vista panorámica (y también en otra época del año) podemos apreciar la forma geminada de la tercera naveta.
La tercera de trata de una naveta geminada -dos elementos emparejados- también absidal con una longitud de 16,5 metros y una anchura de 11 metros.

Planta del navetiforme primero

Probablemente estas habitaciones naviformes continuaron siendo utilizados durante el talayótico. Ello explica que estas y otras navetas que podemos encontrar en Mallorca sean visibles sólo por las piedras que conforman su cimentación.


viernes, 9 de junio de 2017

Javier Aramburu-Zabala. “Ses Païsses i els talaiots d´Artà”



En el marco de la I Fira Artalaiòtica de Arta tuvo lugar una conferencia inaugural a cargo de Javier Aramburu-Zabala con el tema “Ses Païsses i el talaiots d´Artà”
Javier Aramburu-Zabala Higuera (Santander, 1961) es doctor en Historia, arqueólogo y director de las excavaciones en el poblado talayótico de Ses Païsses en Artâ. Especialista en arqueología espacial, ha investigado el patrón de asentamiento de la cultura talayótica de las Islas Baleares, sobre el cual ha publicado diversos libros y artículos. Como divulgador es coautor de la Guía arqueológica de Mallorca y de la página web www.arqueobalear.es

SES PAÏSSES I ELS TALAIOTS D´ARTA
Conferencia a cargo del doctor en Historia Javier Aramburu-Zabala
Arta, 26 de Mayo de 2.017

Esta conferencia es un reflejo de lo que han sido 18 años de actividad en el yacimiento de Ses Païsses pero también va a ser mi despedida, después de estos años de actividad, de una forma incomprensible he encontrado con una actitud extraña por una parte de las administraciones que hace que este año sea la primera vez que no podemos excavar, con la idea de que se abandone la actividad del yacimiento.
Para hablar de Ses Païsses nos retrotraemos a la llegada de los primeros habitantes a la isla en torno al año 2.400 aC en estos años ya estaban construidas las pirámides de Egipto y circulaba población por toda Europa desde hace milenios. Los vieron llegar los Myotragus y al poco tiempo estos animales desaparecieron seguramente por las propias enfermedades que trajeron los animales que acompañaban a los primeros pobladores.

Navetiformes de S´Hospitalet Vell

Los primeros habitantes construyeron sus cabañas alargadas, los llamados navetiformes, que durante 1000 años fueron las construcciones que ocuparon toda la isla, aproximadamente cada 1,5 km encontramos una aldea hasta el final de esta ocupación en torno al año 1200 aC,  ejemplos son Es Pujols y  s´Arenalet de Son Colom
Son grandes cabañas que ya anticipan lo que serán los talayots, por las piedras tan grandes con que se construyen. En torno al año 1.000 aC ya esta ocupada toda la isla. La ocupación quiere decir que el ganado de una explotación pasa al terreno del vecino;  hay problemas para el control de las fuentes; comienzan los problemas. En mi opinión este aumento de población que no tenía porque frenarse ya que la isla es rica y había comida suficientes recursos para dar de comer a todos los habitantes, que tampoco son muchos -entre 15.000 y 20.000- supone un problema de tener los vecinos demasiado cerca y a mi juicio es lo que hace que aparezca el poblado de Ses Païsses.

Para hablar de Ses Païsses nos retrotraemos a la llegada de los primeros habitantes a la isla en torno al año 2.400 aC en estos años ya estaban construidas las pirámides de Egipto y circulaba población por toda Europa desde hace milenios

Un espacio cerrado como la isla de Mallorca se satura de población y habrá que encontrar una solución a lo que es la posesión del territorio: en el continente la solución es establecer unos grados de jerarquización -reyes, reyezuelos, etc.- que van unificando territorios bajo su poder y controlando a los demás mediante la violencia y al mismo tiempo dominando a los propios. En las islas es difícil adaptar la solución continental, al final del periodo navetiforme, antes de la aparición de Ses Païsses. se adopta la solución de construir los talayots, grandes construcciones, muy típico de las islas, como los Moais en la isla de Pascua, por ejemplo.
Los habitantes se juntan y se integran en torno a los talayots,  formando poblados como el que sería el núcleo central de Ses Païsses.

Ses Llenques en Sa Canova de Arta. Talayot cuadrado
Se empiezan a hacer talayots como en Sa Canova en la Colonia de Sant Pere, aprovecho para decir que sería interesante plantearse Sa Canova como un auténtico parque arqueológico, es uno de los sitios de Mallorca donde más monumentos hay, donde más cerca están el uno del otro, donde son más visitables y donde mejor se puede explicar como funcionaba el mundo talayótico.
Toda la isla se empieza a llenar de talayots con lo que hay mucha gente viviendo en la isla y se van integrando en poblados. Hay que distinguir entre poblados y talayots
Los talayots pueden estar dentro o fuera de los poblados y hay de muchos tipos siendo su utilidad principal la de marcar el territorio.
Se tiene la creencia que los talayots eran torres de defensa, pienso que no, son como una bandera, marcan el territorio para decir esto es mio y lo marcan de distinta manera. Unos eran túmulos o plataformas escalonadas que probablemente tenían una función de tipo religioso.   Sos Sastres tiene un talayot circular fuera del poblado pero tiene la puerta orientada hacia el túmulo de Son Favar. Esto es un fenómeno que se repite mucho en Mallorca: hay un poblado talayótico con un talayot circular fuera orientado hacia un túmulo que está en lo alto de una montaña. Da la impresión de que este talayot era una especie de capilla donde hacían ceremonias que tenían que ver con el túmulo. La puerta de los talayots circulares cercanos a los poblados están orientados hacia monumentos escalonados.

Los talayots pueden estar dentro o fuera de los poblados y hay de muchos tipos siendo su utilidad principal la de marcar el territorio

Los talayots tienen una complejidad muy grande, cuando se escala un talayot se puede uno sentirse decepcionado porque era una cultura bastante pobre por decirlo de alguna manera, estamos hablando en torno a los años 1000 – 900 aC pero que en cuanto a la riqueza monumental eran espectaculares.
Se construyeron muchos monumentos porque probablemente les sobraba mucho tiempo. Era un pueblo ganadero, sacaban el ganado por las mañanas del poblado y se quedaba mucha gente sin nada que hacer por lo que tenían mucho tiempo para construir. También tenían agricultura pero principalmente eran ganaderos.

Reconstrucción ideal del poblado de Ses Païsses. Dibujo de Javier Aramburu
Ses Païsses forma parte de toda  una red de poblados que hay por todo el valle de Arta que debía formar relaciones entre ellos, como pueden ser los poblados de So sastres,  S´Heretat, etc.
No todos los talayots son circulares a pesar que llevo más de 20 años intentando convencer a la gente de esto. El talayot puede ser coronado, circular, cuadrado, túmulo, … hay muchos tipos diferentes. Los talayots cuadrados tienen una relación astronómica evidente, hay 101 en Mallorca y 99 de ellos tienen la misma orientación 145 – 147 grados que como no había brújula en aquella época tiene que ser una orientación necesariamente astronómica. Son talayots que suelen medir de lado 10,8 metros, construidos fuera del poblado y con el horizonte despejado. Estaban destinados, al igual que los circulares, a marcar el propio territorio pero le añadían un plus de significación religiosa que tenía que ver con las estrellas, esto es bastante seguro. Los talayots cuadrados tienen normalmente la puerta alta, hay que agacharse un poco mientras que en los circulares hay que agacharse del todo.

Los talayots cuadrados tienen una relación astronómica evidente

En las montañas de Mallorca hay cerca de 300 monumentos escalonados bastante derruidos que tenían probablemente una función religiosa. Solo se ha excavado uno en toda Mallorca, en Alaró y lo aparecido en la excavación es muy pobre. Esta gente no tenía sacerdotes profesionales, era un pueblo muy sencillo, estaban bien con lo que tenían y no necesitaban jerarquizarse con sacerdotes, jefes, etc. por lo que cuando se excava no se encuentran estatuas u objetos ni cosas que puedas decir aquí había una religión clara pero ya por el sitio en que están te indican que lo pusieron allí porque querían resaltar algún aspecto de tipo ideológico. Suelen estar siempre justo en la mitad de dos poblados. Son monumentos en rampa.


En Ses Païsses llegaron a vivir unas 300 personas en su momento de máximo esplendor.
El talayot de Ses Païsses es el más antiguo de Mallorca, está construido en el 1000 a.C. con total seguridad. El resto de talayots de Mallorca están datados entre 100 y 150 años después, datado por radiocarbono.
Los talayots se podían agrupar fuera de los poblados en centros ceremoniales. Fuera de los poblados hay muchas veces santuarios que son ya posteriores, de la época de los honderos baleares en torno al año 500 a.C. La separación entre poblados solía ser entre 2 y tres kilómetros.
Vale la pena hacer una feria porque es un monumento extendido por toda la isla, original y que puede dar jugo en muchos aspectos: turístico, patrimonio, etc.
En cuanto a las partes excavadas en el poblado de Ses Paisses esta lo excavado por Giovanni Lilliu, lo excavado por mi equipo y una excavación realizada por otro arqueólogo de una forma incomprensible. Puedo asumir lo excavado por Lilliu lo que no entiendo es la política de meter dos equipos de investigación simultáneos en un mismo yacimiento. Lilliu publicó el equivalente a 100 páginas, de nuestra zona hemos publicado el equivalente a 3700 páginas y cada hora de excavación conllevan 10 horas de trabajo en laboratorio. Hemos realizado una labor de recuperación de las investigaciones más antiguas.

Una de las habitaciones solapadas al talayot central de Ses Païsses
En uno de los edificios excavados en Ses Païsses había un patio y detrás una zona cubierta, da la impresión de que al poco de establecerse los habitantes vivían en cabañas pero después lo hicieron en edificios grandes donde una familia grande desarrollaba toda su actividad al aire libre en la zona del patio y tenían una zona cubierta para dormir y poco más. Esta construcción medía 18 metros de largo.
El problema, la grandeza y la dificultad de Ses Païsses es que sobre esa casa se construyeron tres casas más durante 1.000 años. Primero hay que quitar una casa, luego otra y otra.
El horno más antiguo de hierro encontrado en Baleares esta en Ses Païsses, sobre el siglo V esta ya en uso. Arta es el único sitio de Mallorca donde hay una mina de hierro a cielo abierto. En Ses Païsses se han encontrado kilos de escoria de hierro.

El problema, la grandeza y la dificultad de Ses Païsses es que sobre esa casa se construyeron tres casas más durante 1.000 años. Primero hay que quitar una casa, luego otra y otra.

Los talayóticos aprovechaban las ruinas de los edificios anteriores y construían casas sobre las mismas añadiendo cercados para guardar el ganado hasta ya en época romana. 
Este es el trabajo de investigación que hemos hecho nosotros, de cada metro cuadrado del terreno ir quitando capas de cebolla, delimitando bien lo que sucedió en cada una de esas capas, así no sólo sabemos lo que paso, sino lo que sucedió en cada momento en Ses Païsses.
A lo largo de la vida, de los 1.000 años de ocupación de Ses Païsses la vegetación cambió. Empezó con una ocupación de pino y acebuche y finalmente desapareció el pino. Había encina en Mallorca pero no se utilizaba en los poblados talayóticos para ningún uso, ni como vigas ni para prender fuego, etc. parece ser que la encina era un árbol tabú, no aparece hasta época romana.

Molino de rotación. Museo de Arta
Hay un edificio comunitario donde se reunían los talayóticos para procesar el pan, tardaban horas y horas en moler. Por cierto tenían los dientes hechos polvo porque como molían con granos de piedra, los granitos de piedra se mezclaban con la harina y cada vez que comían pan crujían los dientes.
Había hoquedades dentro de los edificios donde hacían fuego o los destinaban al almacenaje, eran sus neveras.
Da la impresión de que eran gente feliz, tenían de todo: cable, cerdos, vacas, ovejas, leche, comían cereales, tortas de pan, trigo y cebada. Por los esqueletos encontrados se deduce que eran robustos. La cerámica era sencilla.
Durante bastante tiempo vivieron con un cierto equilibrio en relación con las posibilidades que tenía la isla.  Sólo tenían un problema, eran tan felices que se reproducían con facilidad y esa fue su perdición.
Al excavar hemos procurado hacer barrios enteros para tener idea como vivían en toda una manzana. Siempre se reproduce el mismo sistema: un gran edificio talayótico antiguo luego se destruye y se quema y da lugar a casas más pequeñas.
Ses Païsses ha dado el nombre de los ciudadanos de Baleares más antiguos que se conocen. Aparecieron dos sellos de Ibiza del siglo IV a.C. con nombres de dos comerciantes: Bodmilgart y Aris.
Debe haber en todo el orbe cinco sellos sobre ánfora, cinco marcas del siglo IV a.C. de Ibiza. Ibiza era una megalópolis al estilo Nueva York en la actualidad. En aquella época  vendían miles y miles de ánforas con vino por todo el Mediterráneo de las cinco ánforas que tienen sello, tres están en Ses Païsses.
Sala hipóstila, se puede observar la apertura que conduce al talayot central del poblado de Ses Païsses
El vino les encantaba a los talayóticos. Tenían cerveza pero cuando descubrieron el vino aquello ya no tenía color. Era un vino terrible que se mezclaba con agua de mar para su conservación. Nos subimos a cualquier montaña, a cualquier yacimiento y encontraremos ánforas. Subían a donde fuera y se llevaban el vino en las ánforas.
A partir del siglo IV aC aparece uva silvestre, probablemente empezaron hacer experimentos con el cultivo de la uva en esta época.

Ses Païsses ha dado el nombre de los ciudadanos de Baleares más antiguos que se conocen. Aparecieron dos sellos de Ibiza del siglo IV a.C. con nombres de dos comerciantes: Bodmilgart y Aris.

El poblado de Ses Païsses se fue haciendo cada vez más grande y los poblados vecinos cada vez estaban más cerca y entonces el mundo talayótico se hundió, se colapsó. Porque todos los poblados y todos los talayots están quemados en la misma época, parece que es una destrucción simultánea. Parecido lo que paso con los mayas.
Los que vinieron después eran la misma población pero viviendo con otra estructura y de otra manera diferente. Esto se ve claramente en el poblado: sobre la capa de incendio del mundo talayótico se edifican nuevas viviendas. Estos hombres baleares estaban más abiertos al mundo exterior.
Luego llegaron los romanos y se acabó. Conquistaron la isla, Ses Païsses debió de ser uno de los poblados que más caña dieron, los romanos cuando conquistaban un sitio diezmaban la población o los lugares, uno de cada diez poblados los destruían, los demás lo veían y se atenían a las consecuencias. En la época en que llegaron los romanos se ve claramente como todo el poblado esta destruido y se encuentra como lo dejaron el último día, es un nivel muy interesante porque esta intacto, las piedras se encuentran tal como quedaron el día que terminó la vida en Ses Païsses. Los romanos lo destruyeron porque probablemente era el poblado más importante de la zona, el centro de la comarca.

En la época en que llegaron los romanos se ve claramente como todo el poblado esta destruido y se encuentra como lo dejaron el último día, es un nivel muy interesante porque esta intacto, las piedras se encuentran tal como quedaron el día que terminó la vida en Ses Païsses

Ses Païsses quedó desocupada durante un tiempo, posteriormente llegaron nuevos pobladores pero con usos y costumbres de estilo romano: talayóticos o baleares pero con costumbres romanas durante 100 – 200 años para luego marcharse y comenzar la ocupación del pueblo de Artà mientras que el poblado de Ses Païsses quedó olvidado.

Detalle de parte de la muralla derruida



viernes, 2 de junio de 2017

Sa Gruta

Vista panorámica del túmulo
Al igual que con S´Arenalet de Son Colom, una vez más, os pido que creáis, en esta ocasión os mostraré y os hablaré del túmulo de Sa Gruta.
Si alguna vez os preguntáis porque el talayótico de Menorca es candidato a patrimonio de la humanidad y no lo es el de Mallorca este es un claro ejemplo: ausencia de indicaciones y nulas facilidades de para la visita, es más te quedas con la sensación de cierto furtivismo a la hora de intentar acceder como es en este caso a los restos de nuestros ancestros.
El túmulo se encuentra en la misma intersección de la carretera que va de Portocristo a Cala Millor con el desvío hacia Cala Morlanda. Puede atisbarse la gran mole del monumento desde la carretera, en un sembrado a la derecha de la misma.

Pequeño detalle de la pared cuadrangular en lo más alto del túmulo, cubierto casi en su totalidad por la vegetación
El monumento, de significado ritual, tiene unos 13 metros de alto, por una base que alcanza los 17 de ancho. En la parte más elevada se levanta una pared cuadrangular de un diámetro de 12 por 14 metros por lo que se debía parecer a una pirámide maya. Las piedras están colocadas de forma escalonada, con un escalón que la vuelta a toda la pared. Los bloques aparecen poco trabajados, y dispuestos de forma irregular. Estoy seguro que todo esto luciría de una forma espectacular si se excavase  y la tupida vegetación no ocultara esta maravilla.
En sus inmediaciones se aprecian restos de habitaciones adosadas, así como una mancha bastante extensa de cerámica.
Hay que relacionarlo con el Poblado de S´Illot. Seguramente era un límite territorial de éste, enmascarado con funciones religiosas y tal vez funerarias. De hecho, en sus alrededores existe una cueva de enterramiento pretalayótica.

domingo, 28 de mayo de 2017

S'Arenalet de Son Colom

Vista general de lo que queda del navetiforme de s´Arenalet
En ocasiones el aficionado o interesado en cuestiones de arqueología o prehistoria tiene que hacer actos de fé y creer lo que dicen los especialistas en la materia, es el caso de s´Arenalet de Son Colom. Podríamos estar de pie encima de las piedras que lo conforman sin darnos cuenta de que ya hemos llegado al lugar. 
El navetiforme de s'Arenalet de Son Colom, en la costa de la Colònia de Sant Pere (Arta) es el edificio más antiguo que se conoce en Mallorca. Su excavación permitió demostrar que los orígenes de la arquitectura ciclópea eran más antiguos de los que se había pensado hasta entonces.

Representación en planta y en sección de la estructura arquitectónica de s´Arenalet de Son Colom después de su excavación en 2.004
El edificio de s´Arenalet está formado por dos fragmentos de muro de pared seca dispuestos paralelamente de norte a sur. Son de técnica ciclópea, con una anchura de 1.5 metros y 5 metros de largo y delimitan una habitación de 4 metros de ancho. La parte conservada corresponde a la zona central del edificio. El extremo norte ha desaparecido por la erosión marina y el extremo sur por los cultivos.

Representación de los principales fragmentos cerámicos con decoración incisa procedentes de s´Arenalet de Son Colom
Las dataciones de radiocarbono y las cerámicas halladas de estilo campaniforme permiten datar este edificio en torno al año 2.000 a.C. Los materiales encontrados tanto de cerámica como de metal y la tipología del edificio indican que los primeros colonizadores de Mallorca podrían ser originarios de la región del Midí de Francia.También, que este edificio pertenece a la etapa de colonización, cuando todavía no se había desarrollado una cultura propia ajena a las influencias de la cultura original. Se puede deducir que se trataba de un edificio de una habitación donde se hacían actividades metalúrgicas y también sacrificios de animales. Por los restos encontrados podemos decir que la base de la alimentación de los habitantes de s´Arenalet eran las cabras y los moluscos, y en menor proporción los cerdos y los bóvidos. Curiosamente el pescado no formaba parte de su alimentación a pesar de estar tan cerca del mar.
S´Arenalet fue excavado en 2.004 y a pesar de que estaba previsto una adecuación del lugar por parte del Ayuntamiento de Arta y el Consell Insular de Mallorca para julio de 2.012 nada se hizo, mientras tanto la falta de indicaciones y una correcta delimitación provocan una degradación que podría ser irreversible. El coste de conservación no debería ser muy alto.




domingo, 21 de mayo de 2017

Son Fornés. Talayot 3



El talayot 3 se encuentra situado en el extremo sudeste del yacimiento de Son Fornés, a una distancia aproximada de noventa metros respecto del Talayot 1 y a sesenta metros del Talayot 2; los tres edificios turriformes conforman una alineación en sentido nordoeste/sudeste. A diferencia de los dos primeros, este talayot fue reutilizado y su sufrió importantes remodelaciones durante el período postalayótico y en época clásica. Su construcción se remonta posiblemente al principios del siglo IX a.C.
Es un recinto de planta circular y construcción ciclópea, De los tres, es el que poseía la cámara más espaciosa con 6,7 metros de diámetro aunque el diámetro exterior el el más reducido con 12 metros. No se han conservado estructuras interiores del momento inicial de ocupación, ni tan solo la columna central, ya que presumiblemente sus restos fueron extraídos con motivo de la remodelación que experimentó el edificio en época postalayótica.


Resulta muy difícil sugerir la funcionalidad original del talayot  3, las dimensiones de la cámara y la posible ausencia de compartimentaciones del espacio indicarían un tipo de prácticas el el que coincidirían un considerable número de personas y/o bienes.
La ausencia de estructuras de mantenimiento como los hogares de fuego, banquetas, cisternas o mesas, características de las casas postalayoticas de Son Fornés, combinado con la singularidad de las estructuras encontradas y la monumentalidad del edificio, refuerzan la hipótesis de que se podría tratar de un recinto con una función supradoméstica. El estudio y análisis todavía se encuentra en curso.


La última fase de ocupación del Talayot 3 se produjo alrededor de los siglos II y I a.C. consistiendo en el reaprovechamiento de algunos elementos de estructuras previas. Con posterioridad  a su abandono definitivo, este sitio fue frecuentado ocasionalmente hasta principios del sigo II d.C.